Barbie: La antigua reina busca retomar su corona

Barbie, la famosa muñeca de Mattel, ha lanzado una nueva y emotiva campaña que muestra qué ocurre cuando permiten a las niñas imaginar que pueden ser cualquier cosa. Pero, ¿será esto suficiente para que Mattel vuelva a convertirse en el fabricante #1 de juguetes en el mundo?

Por muchos años, Mattel, compañía que hace a la muñeca Barbie, fue el fabricante número de uno de juguetes del mundo. Sin embargo, como lo comenté en este artículo, Lego tomó ese puesto gracias a excelentes acciones de marketing y unas estrategias envidiables por parte de la empresa. Ahora, es cierto que Lego no ha sufrido el gran número de ataques que la popular muñeca de Mattel ha recibido en los últimos años.

La más común de las críticas es que Barbie promueve una imagen corporal irreal que es dañina para las niñas; pero la más reciente crítica que ha recibido la muñeca es su último lanzamiento, “Hello Barbie”, capaz de tener “conversaciones” e interactuar al estilo de Siri con los niños que jueguen con ella; puede vulnerar la privacidad de los niños gracias a su conexión a internet y su software de reconocimiento de voz.

Lego ha logrado convertirse en el primer fabricantes de juguetes del mundo gracias a sus grandes esfuerzos de marketing
Lego ha logrado convertirse en el primer fabricantes de juguetes del mundo gracias a sus grandes esfuerzos de marketing

Todo esto ha forzado a la compañía a renovar, nuevamente, su mensaje con la esperanza de frenar las grandes pérdidas que han sufrido en los últimos años. El nuevo mensaje es emotivo y por una buena razón; las emociones son la mejor manera que tienen las marcas de formar vínculos positivos con los clientes. De hecho, las marcas hoy en día centran más esfuerzos en tratar de vender experiencias que en vender productos; puesto que la manera en la que las personas esperan sentirse con un producto es tanto, o más importante, que las características del producto en sí.

Barbie quiere que todas las madres y padres del mundo que vean este anuncio se sientan inspirados, que recuerden cómo se sentía jugar con muñecos en un momento en el que podías ser lo que tu imaginación quisiera, sin ningún tipo de limitación. Sólo queda una pregunta por responder. ¿podrán escapar del estigma que la imagen de la muñeca ya ha acumulado a través de los años?

Deja tu opinión en los comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s