Game of Thrones' Kit Harrington as Jon Snow

Streaming Vs TV: Por qué “cortar el cable” todavía no es una opción

Cuando me arruinaran el final de Game Of Thrones, por vivir en España y no tener acceso directo a HBO, consideré  “cortar el cable” e invertir en algún servicio de TV en streaming. Lamentablemente, todavía son muchos los países que están lejos de esa posibilidad, y por una razón muy sencilla:

Falta de opciones.

Las series de televisión y las películas forman parte fundamental de la cultura pop y lo que ocurre en un final de temporada de una serie suele dominar todos los espacios de conversación o comunicación al día siguiente. Por esto es que son tan comunes los servicios de TV por suscripción. Aunque en algunos países como USA hay quienes pueden “cortan el cable” por completo y pagar sólo servicios de TV en Streaming o Video On Demand (VOD), la realidad es que son demasiados los que todavía están muy lejos de poder llegar a ese punto.

En Estados Unidos, se ha registrado un declive sistemático del número de suscriptores de TV paga desde 2012 y, del mismo modo, un crecimiento constante de suscriptores de servicios de TV en streaming y VOD. Y son muchas las opciones disponibles; siendo la más famosa de todas Netflix, pero con grandes competidores como HBO, Hulu y Amazon Prime cada vez ganando más terreno. También están las opciones “legalmente cuestionables” como cCloud, Popcorn Time o torrents, por nombrar sólo algunas y que, dependiendo del país en el que te encuentres, tendrás mayor o menor libertad de acceder a ellas.

Netflix ha producido series de muy alta calidad como House of Cards y Orange is the New Black que le han permitido impulsar su crecimiento
Netflix ha producido series de muy alta calidad como House of Cards y Orange is the New Black que le han permitido impulsar su crecimiento
Aunque pareciera que estas son muchas opciones alternativas a la TV de suscripción tradicional, la verdad es que no es así. Netflix es el que tiene el mayor alcance, disponible en todo el continente americano y la mayor parte de Europa (no está disponible en España, Portugal o Italia) y es importante resaltar que el contenido disponible varía en cada país y, además, para ver las últimas temporadas en Netflix hay que esperar al menos un año. Los demás servicios con grandes catálogos de contenido no están disponibles en tantos lugares; HBO Now sólo está disponible en Estados Unidos, Amazon Instant Video también está en el Reino Unido; Hulu sólo puede ser visto en USA o Japón.

En España existen alternativas como Wuaki Selection, que ofrece un catálogo decepcionante y la posibilidad de comprar y alquilar películas nuevas a modo de VoD (como lo hace iTunes y la mayoría de los proveedores de TV). Movistar Series tiene un catálogo reducido aunque actualizado con las últimas series; pero sólo está disponible para suscriptores de Movistar TV. La opción más interesante es Total Channel, que ofrece 20 horas de grabación y soporte para múltiples plataformas y dispositivos a un bajo precio; sin embargo tiene dos principales problemas: pocos canales (12 en total) y el contenido muchas veces debe ser visto doblado al Español. Esto no es un problema para muchos ya que en España se acostumbra ver el contenido doblado; pero los canales de televisión pública ofrecen la posibilidad de ver el contenido en su versión original.

La poca disponibilidad de opciones fuera de USA se debe, sin duda, a los derechos de autor y las leyes en cada país. Probablemente jugará un papel importante el lobby que hacen las compañías de TV ya establecidas. Pero el ejemplo a seguir es, sin duda, el de HBO y Netflix. HBO ha hecho famoso su programa Last Week Tonight with John Oliver en gran medida por ofrecer el segmento principal de cada episodio en YouTube tan solo horas después que sale al aire. Hay quienes sugieren que su segmento el año pasado sobre la FIFA (vídeo arriba) puede haber tenido algo que ver con los arrestos de muchos de sus dirigentes este año. Netflix ha ganado mucho terreno por producir series de muy alta calidad como House of Cards y Orange is the New Black.

La realidad es que hasta que no se posible acceder de forma rápida y fácil a los más recientes contenidos no será posible desligarse por completo de la TV de suscripción tradicional y las personas seguirán recurriendo a la piratería para ver el contenido. La buena noticia es que pareciera que cada vez estamos más cerca de abandonar la TV de suscripción tradicional por completo, aunque todavía no estemos ahí.

2 comentarios en “Streaming Vs TV: Por qué “cortar el cable” todavía no es una opción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s